viernes, 12 de octubre de 2007

UN HERMOSO SUEÑO O UNA CORTA HISTORIA

Esa es la pregunta a la cual aun no logro encontrar la respuesta, pensar que fue hermoso, que quizás fue real es lo único que me consuela o quizás fue una historia que jamas debió ser, tal vez, tal vez...

Pero como empezó, como se pudieron juntar dos caminos que sencillamente son distintos, o es que acaso el caprichoso destino una vez mas hizo una de sus jugadas en la que los hombres quedamos como marionetas, al compás de un titiritero loco, pero como empezó todo esto, no lo sé, lo único que se es que no fue mi intención y de ella tampoco, tan solo paso...

Corrían los primeros meses del 2007 cuando empezó todo, yo tan frío y duro como siempre, dispuesto a seguir con mi vida sin que nada me molestase, ni siquiera los malos momentos en mi vida me hicieran tambalear, ni siquiera un poco, siempre invulnerable, frío, calculador, tan consciente de mí mismo, de mis potencialidades, orgulloso de lo poco que tenia, fue entonces cuando llego ella con su afán de convertir el mundo en un lugar lindo para vivir, tan dulce, tan sencilla, con su enorme sonrisa y sus profundos ojos, a los que me resistí mas de una vez, por no cumplir sus deseos, pero como esta criatura que la vez era tan dulce y tan linda podía estar cambiando el interior de una persona como yo, no lo sé, solo sé que lo hizo, luche en contra de su voluntad y mientras más luchaba mas perdido me quedaba.

Un día la vi llorar por amor, no de felicidad sino de pena, el dolor que sentí me hizo pensar que la vida no era justa, hasta ese momento no me atrevía a pensar en ella más que como una linda chica, nada más, pero al verla llorar, me sentí tan mal por ella, que me di cuenta que si ella sufría, sufriría yo también, empecé a darle un poquito de aliento, a regalarle un poquito de mi fuerza, de mi vida, empece a interesarme por sus cosas y reírme con ella, me hacía sentir tan bien estar a su lado, que me empece a enamorar, despacio y sin darme cuenta, decidí callar y no decir nada, quise en silencio quedarme pero..., no pude, mi mente ya no pensaba mas que solo ella, sentía un extraño dolor en el estómago, me emocionaba al verla, sensación que hace mucho tiempo no sentía y que creí no volver a sentir, me moría por verla, por saber de ella y lo mas importante me preocupaba saber si estaba bien, pero siempre callado pues no podía gritar lo que sentía, pues para mi era una mujer prohibida, siguieron los días, y no pude callarme...

Un día le dije lo que significaba para mí, que para mí era ella un "Hermoso diamante sin cortar", pero sabía que lo nuestro no podía ser, así que no espere nada, pero ella me buscó como buscando algo que ella tampoco sabia que era, tal vez un poquito de cariño, tal vez sedienta de dulces palabras que mi corazón decía a través de mis labios, entonces intente besarla y me negó esa dicha, tuvo que pasar un día para que se atreviera a regalarme un beso corto, tan corto, tan fugaz que no lo esperaba, ese fue el inicio de esta historia, después siguieron otros besos, otros encuentros, cada uno diferente cada uno tan delicioso, tan puros, llenos de cariño, y afecto todos a escondidas, era obvio y no podíamos estar alejados. En las noches sufría al verla partir con aquel hombre que no era yo, me sentía pésimo, trataba de consolarme pensando en lo ocurrido en el día, tan solo eran migajas de amor las que me daba, banquete para mi existencia.

Pero que le gustaba a ella de mí, no sé, quizás era el toque de misterio, de peligro, de locura, de seguridad que le hacía sentir, ese algo de mí que ella tampoco sabía explicar, tan impredecible, tan desafiante, pues en realidad ese soy yo, pero esta vez estaba volviendo amar, a sentir ese algo que se siente pocas veces en la vida, pero lo estaba haciendo, recuerdos en mi imborrables recuerdos, describirlos seria no acabar nunca, nuestros encuentros nunca planificados, nunca previstos, siempre tan rápidos, fugaces, en cada beso le entregaba mi vida, en cada caricia, en cada canción, en cada frase, en pocos días le entregue tanto, en corto tiempo le hice vivir, lo que alguien más no logro en más de un año, y pensar que para mí esto recién era el principio, mi vida estaba llena para ella, el pozo de la inspiración era interminable, procuraba darle todo en cuanto podía, pues convencido estaba que lo nuestro no tendría futuro, pues existía alguien más que reclamaba su corazón, dispuesto a seguir con este dulce tormento que me estaba volviendo loco continúe amándola, tratando siempre de desafiar al destino, no se porque, pero lo hice, o es que acaso la vida que me regalaba era suficiente para ser feliz, ahora no lo se.








Cuantos besos robados, cuantas frases dichas, cuantos encuentros clandestinos que daban vida a nuestra relación, momentos vividos en los que mi perfume se quedaba prendido en su ropa, momentos de locura que difícilmente podremos borrar, cuando ella temblaba cuando la tocaba, cuando se sentía como mariposa atraída hacia la flama, el dulce sabor de sus besos, su cabello largo sobre mi cara, el contacto de su piel, la forma de su cintura, de sus caderas, el peso de su cuerpo, cuando en el aire le daba vueltas, esos son los momentos que aun están en mi, las frases dulces diciéndome que me quería, momentos que ahora ella quiere olvidar.

Imposible olvidar su aroma, su esencia, sus ansias, su cuerpo alegre, su enorme sonrisa y sus ojitos tan profundos por los que me perdí, le regale algunos poemas, cuantas frases, muchas canciones, pues era la dulce canción que sentía en mi corazón, lo que sentía era lindo, era chevere, era algo vacan, bien cool, fashion, super, simplemente amor. Yo sencillamente la amaba, amaba su voz, sus ojos, su sonrisa, su cabello, su cintura, su alegría, amaba cuando me decía que era mentiroso, que era falso, amaba sus atenciones, amaba cada segundo que estaba a su lado, amarla se volvió tan fácil, el jugar con sus manos, el sentirla cerca era tan agradable, y a la vez tan necesario para mi.

Pero que paso, que fue lo que fallo, en donde me equivoque, que salió mal, sencillamente su corazón era reclamado por alguien más, ese alguien llegó antes y sus raíces fueron más profundas o quizás será costumbre, yo ya no opino, pues herido estoy, así he de quedarme, así como un beso fugaz que inicio esta historia, así se fue de mi vida, sin una palabra, sin una explicación, sin un beso de despedida, sin una frase, tal vez sea lo mejor, tal vez, tal vez... pero olvidarla no podré, aun la quiero y no creo que lo deje de hacer, pues amaba su esencia, y por más que intente cambiar, siempre será la misma, pero tendré que conformarme con guardarla en mi corazón, al lado de las cosas más queridas, pero olvidarla eso no podré, parte de mi vida es y aunque no lo quiera, es la verdad.

En ella no soy una daga, ni cuchillo filoso, ni espada, soy aguja delgada, invisible, imperceptible. estaré en su corazón, sacarme difícil le será, pero dolor no le causara, su fuerza seré, en ella estaré, cuando me necesite recordarme podrá, no sentirá pena, solo alegría, pues la quiero y daño no le cause, felicidad es lo único que le entregue.

Su recuerdo vivirá en mi, a mejorar me ayudo, irónica vida, lo perdido con una chiclayana y recuperado con una linda morena de chincha, extraña es la vida, pues contar conmigo puede, su amigo aun soy, para quererla la conocí, queriéndola me perdí, de sus recuerdos me levantare, con ella y sus enseñanzas viviré hasta que alguien mas ocupe su lugar, la esperanza no la he perdido, aunque consciente estoy que quizás nunca pueda estar con ella, quizás el destino quiera volver a ser desafiado, pero a todo esto, la decisión ya no esta en mis manos, tan solo dejare que el circulo se complete.

Pensar que tengo ganas de verla, de saber de ella, de decirle que siempre podrá contar conmigo, de prometerle que la esperare, que su amor, me es necesario, pero esta vez ya es una cuestión de orgullo, pues ella tiene mi palabra que ya no insistiré en lo de estar con ella, y creo es lo mejor, pues quiero que sea feliz, porque aun creo que la amo, y si su felicidad no esta a mi lado, no puedo hacer nada. Esta es pues la historia de un sueño o de una historia corta, pero intensa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso texto ...

El blog es precioso

Gracias por dedicar vuestro tiempo

Besos

silvirita dijo...

puffff
que bonito chicasss

os habeis coronao!!:D

besazosss

Julia dijo...

Un texto genial. Me ha encantado.

Es que lo que ha vivido esta parejita es demasiado como para que haya terminado tan pronto... ;)A ver si vuelven, ¡¡por favor!!

Un besito enorme